El milagro de la comunicación

Es increíble pensar que hace unos años la raza humana era incapaz de comunicarse con personas que se encontraran lejanas en otros países. Al principio de los tiempos, no había manera e comunicarse con nadie que se encontrara lejos ya que no existía ningún tipo de avance tecnológico, pero en estas últimas décadas se ha dado un paso de gigante, y no solo en los teléfonos. Ahora podemos hablar con todas las personas que queramos, del mundo entero casi al instante, a través de cualquier dispositivo prácticamente.

Antes esto era impensable, cosa de brujería pensarían muchos, pero hemos conseguido lo imposible, que el mundo entero esté conectado los unos con los otros, lo cual tiene como todo, un lado positivo y otro negativo, porque a veces la globalización en la que estamos causa más problemas de los que resuelve, pero ahora podemos conocer todas las culturas sin necesidad de viajar lejos, basta con conectar el ordenador e investigar sobre culturas lejanas. O conocer por Internet a una persona que sea de allí y que quiera conocer nuestra cultura.

Esto enriquece la vida en general, por que podemos utilizar estas ventajas para todo aquello que queramos, no solamente para conocer otras culturas o para ser más inteligentes, porque también para el ocio es realmente útil, para todo tipo de ocio, ya sea para jugar online con cientos de personas, como para ponernos en contacto con unas escorts de lujo madrid. Podemos hacer todo lo que queramos con las herramientas que tenemos en estos tiempos.

Y el sueño que tenemos todos, sería ir un paso más allá y ser capaces incluso de tele transportarnos para poder presentarnos en la otra punta del mundo al instante para poder hablar en persona y no tener que hacerlo solo con el ordenador y sin poder tocarnos. Ahora parece una locura y sacado de una película de ciencia ficción, pero seguro que hace unos años, si le preguntábamos a alguien de la época sobre el teléfono y sobre Internet, hubieran pensado exactamente lo mismo, que era una locura y que era totalmente imposible que la voz y la imagen viajaran al instante a otros continentes y a cualquier punta del mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *